jueves, 11 de febrero de 2016

Wendy la cariñosa

Estaba enterado que la familia tenía un sabueso llamado Oso, llegue a casa con la ilusión de conocerlo y salir a trotar juntos por el campo. Al llegar a casa me dijeron que Oso había pasado a mejor vida, en su lugar estaba Wendy, una pitbull que con solo verla intimida. Quede sorprendido de lo bien que me recibió, como si supiera de mi existencia, como si intuyera que soy parte de la familia. Estaba preocupado que su naturaleza canina fuera violenta, pero no, ella es muy tranquila, cariñosa y juguetona. En ocasiones metía la muñeca de mi mano en su boca, presionando sus colmillos, al principio me asustaba que de un momento a otro presionara con mucha fuerza y me rompiera la muñeca, pero no, solo aplicaba la fuerza suficiente para dejar claro que estaba jugando.
Salimos a trotar unas 4 veces, una excelente compañera de trote, alto rendimiento, llena de motivación. Al terminar de trotar nos tirabamos sobre el pasto y dejabamos que el viento nos acariciara.














No hay comentarios:

Publicar un comentario